jueves, 7 de febrero de 2013

VIII CXM SERRA DEL COTO

por MARIO:


Domingo 3 de febero, 7 de la mañana. Suena el despertador, ¿Vas a ir a la carrera? Pregunta Ester. No sé muy bien qué hacer, había pasado el sábado tirado en el sofa con gastrointeritis y me encontraba débil. Además, me había ido a la cama temprano porque el estómago me estaba matando. Decido esperar a ver cómo me sienta el desayuno para ver si hoy será el día de mi primera carrera del Coto.

El desayuno me sentó bien así que, tras hacerme el valiente por whatsapp y recoger el dorsal, ya estamos en la línea de salida. Veo a Alberto, que grita sonriente a Feli, colocado algo más atrás está Javi, y junto a mi Josito y Toni, a los que no volveré a ver hasta una vez acabada la carrera. Ester cree que no acabaré, que estoy flojo. Yo tengo mis dudas, pero con la excitación de la música y la cuenta atrás ya se me ha olvidado todo.

5, 4, 3, 2, 1 y a correr!



Durante varios Kms veo no demasiado lejos la estela amarilla del presi, que seguro que se sigue repitiendo que es una gacela. Al final de la primera subida están Ester y Carmona que han venido a darnos su incondicional apoyo. Llega el descanso de la primera bajada y vamos a buen ritmo. Pero llega la segunda subida, si en Crevillent tenemos a la “filla de puta”, no sé como catalogar a esta, que poco a poco me va hundiendo en la miseria, acrecentando la angustia que nunca se había ido y reventando mis piernas. Para cuando termina, me tengo que hacer a un lado para dejar pasar a los vivos, entre los que se encuentra el rastas, que me ofrece agua, pero no necesitaba agua, necesitaba un estomago y dos piernas. Tras relajarme y estirar un poco, prosigo, arrastrando el gemelo derecho que no volverá a responder.



Tras aguantar como puedo varios kilómetros, a unos cuatro de terminar, me adelanta Tarí con su paso tranquilo y una sonrisa, como siempre. Ja queda poquet de pujada i a la baixada recuperem. Así que tras arrastrarme lo que queda llego a la meta en 2:41.


















Poco a poco me voy enterando de los resultados de los demás. Josito nos ha mojado la oreja a todos los raiders, el presi ha adelantado a Feli en un momento de debilidad y Javi ha hecho poco más de 2:30 con una sonrisa en la cara. En 2:53 pasa por meta Toni, con cara de susto y la rodilla ensangrentada.



Para ser sinceros no disfruté casi en ningún momento de la carrera y no estoy satisfecho, pero recientemente he aprendido que, una vez que has acabado, tienes que pensar que has hecho la mejor carrera que podías hacer ese día. La parte buena es que el año que viene debería poder bajar este tiempo con facilidad.


Keep running! 

1 comentario:

luis dijo...

Me gustaría ponerme en contacto con los dorsales 135 y 137, soy un chico que tuve una caída de cierta gravedad en la carrera del Coto y creo recordar que alguno de ellos me atendió y avisó a prot. civil y cruz roja, gracias:
luisalted@hotmail.com
luisalted@gmail.com